Resumen (hasta el momento)

Atilio Kantor, profesor de filosofía, es atacado en el subsuelo del Colegio Nacional por un ser humanoide de aspecto reptil. Es rescatado por Julián Acosta, un hombre manco que persigue y elimina a estos seres, a los que llama "ofidios". Kantor investiga por sí mismo la escena del ataque del que acaba de ser víctima, y allí encuentra un fragmento de la piel del ofidio que lo atacó.

Al día siguiente, Kantor lleva la muestra del tejido a Florencio Márquez, el profesor de biología del Colegio, en su intento por averiguar más acerca de los ofidios, pero sin sospechar que pone a Márquez en gran peligro.

Según relata Acosta, los ofidios están ligados a altas esferas de poder, los llamados “parientes”, que no sólo ocultan la existencia de los ofidios sino que colaboran para extender sus dominios.

Kantor y Acosta conocen a Lara Grierson, hija de un psiquiatra (fallecido), que alguna vez compartió con Kantor la evidencia de un manuscrito, redactado por un paciente del Hospital Borda en un idioma desconocido que, según las conjeturas de Kantor, pertenece a los ofidios.

Muy pronto la realidad que Kantor creía conocer se cae a pedazos, no solamente se encuentra cara a cara con criaturas que no puede explicar, sino que también descubre que hasta su propia esposa es aliada de los ofidios y le tiende una trampa mortal en su propio departamento.

Junto a Lara, Acosta y el profesor Márquez, quien obtuvo más datos a partir del análisis del fragmento de piel encontrado, Kantor se refugia en el edificio por entonces abandonado de la Confitería del Molino, y se arma de coraje para enfrentarse a una nueva aventura.