Noticias

¿A quién podemos creer?

  29 de Enero de 2018        Gabriel Bianchini

Según el relato de Kantor, un ofidio saltaba en pleno día por una ventana que da al patio interno del Colegio Nacional, y era perseguido a toda velocidad por un hombre manco. Por entonces, la única noticia relacionada que podía verse era ésta:

Alumnos que participan de la toma del colegio Nacional de Buenos Aires provocaron destrozos y realizaron pintadas dentro de la iglesia San Ignacio de Loyola, a la que ingresaron a través un túnel de la época colonial que une al establecimiento educativo con la parroquia.

La iglesia San Ignacio de Loyola, la parroquia más antigua de la ciudad, amaneció este miércoles con rastros de ataques vandálicos perpetrados por estudiantes que participan de la toma del Nacional Buenos Aires.

Entre los destrozos hubo un banco quemado, manteles destrozados, floreros rotos y pintadas contra la Iglesia.

“Hipócritas”, “Ni Dios ni amo”, “La única iglesia que ilumina es la que arde”, pintaron en el piso del altar de la parroquia.

El párroco de San Ignacio de Loyola, ████████ █████████, explicó que los estudiantes “rompieron altares, bancos, el sillón donde el sacerdote preside la misa” y dijo que “es un milagro que no se haya prendido todo fuego ya que incendiaron un altar y se fueron y el incendio se ve se apagó solo”.

“Esto más allá del daño espiritual y moral porque profanaron el altar”, indicó, y describió que incluso los agresores “hicieron sus necesidades sobre el altar”.

El rector del colegio, ███████ ████████, también expresó su preocupación por el hecho vandálico y dijo que “una cosa es una toma del colegio y otra muy distinta es profanar una iglesia”.

“Rompieron tres puertas para salir a un patio interno. De ahí a través de un túnel de tierra de unos 30 metros de extensión llegaron hasta un canal y salieron a la sacristía de la iglesia”, explicó el rector.

Además, el rector del Nacional de Buenos Aires sostuvo que los destrozos provocados en el lugar “no tiene que ver con el valor material, sino con el simbólico”.

   Volver al blog